Keniji 'Silver' Slater

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Keniji 'Silver' Slater

Mensaje por Keniji Slater el Dom Ago 12, 2012 4:17 am



Keniji Slater

.• Identidad Corporativa: Silver.
.• Edad: 35.
.• Cargo: Director/Fundador.
.• Rango: Fundador.
.• Sexo: Masculino.
.• Nacionalidad: Japonés.

Descripción física:

Poco hay de mundano en la apariencia de Slater. Comenzando por su altura, si bien está cerca de media decena de centímetros por encima de la media en norteamérica, lo cuál ya le hace destacar un poco, imagínatelo midiendo 185 centímetros en Japón. Sumándole a eso, es inusualmente delgado para su estatura, pesando tan solo 69 kilogramos, y más allá de mantener una complexión más bien atlética, sigue dando la sensación de tener una figura esquelética, especialmente cuando viste de blanco.

No se necesita estar particularmente cerca de éste individuo para notar que un aire un tanto excéntrico le rodea, y habiéndose acercado, uno termina por darse cuenta de que no es simplemente "un aire".

Mantiene sus ojos reducidos a estilizadas y siniestras líneas negras, que rara vez abre para revelar un color celeste gélido que, al mirar fijamente, parecieran estar acariciándole a uno el alma de la forma más sucia y retorcida que se pueda imaginar.

En su rostro luce una constante sonrisa estirada, que recuerda a la boca cerrada de una serpiente, sin importar la ocasión; en una primera instancia, da la impresión de tratarse de alguien amable y risueño, pero al cabo de unos segundos, la sonrisa no se ha desvanecido como en las condiciones de un saludo normal, sino que se mantiene, como si hubiese finos hilos invisibles tirando de sus comisuras, lo que acaba por volverle un tanto... inquietante.

Pocas emociones pueden borrar su burlona sonrisa, pero se le ha visto dejar de sonreír en casos de sorpresa, confusión e inclusive, tristeza.

Lleva el cabello cuidadosamente desmechado y lo mantiene de una forma impecable. El color, que dista muchísimo del japonés estándar, es de una tonalidad platinada debido a una falta de pigmentaciones desde su nacimiento; también le convirtió en objeto de burlas y bromas durante su paso por las escuelas primarias y secundarias, a las que acabó por hacer caso omiso con el paso del tiempo, e inclusive llegando a dar las contestaciones más insólitas en torno a la cuestión.

Dicha falta de pigmentaciones también tuvo repercusiones en su piel, que adquirió un tono pálido que roza con lo cadavérico y enfermizo, aportando a la ya previamente mencionada apariencia excéntrica.

Pero más allá de su aspecto tan excéntrico, sigue resultando un hombre atractivo; con un atractivo sumamente peculiar, pero atractivo al fin y al cabo. Quizás se deba a sus rasgos tan afilados como estilizados, pero hay algo en verle que resulta hipnótico, encantador e intimidante, quizás el compararle con una exótica serpiente albina sería lo más apropiado, dado que su belleza viene por su majestuosidad, lo que no quita que siga resultando tan intimidante como peligroso.

Su andar consiste en líquidos, lentos y pausados movimientos, como si cada uno de sus pasos estuviese cuidadosamente planificado, sin dejar de lado su porte autoritario. Si bien sus movimientos no tienen nada de normal, tampoco parecen forzados en lo más mínimo, sino que se trata de un andar relajado y sigiloso, con las manos a la espalda, o una mano en su bolsillo y la otra sosteniendo su bastón cuando, en raras ocasiones, sale a pasear.

Tiende a vestir según su estado de ánimo, salvo en sus horarios de trabajo, cuando viste los más finos trajes hechos a medida, usualmente cubiertos por un saco largo. Siempre trata de encontrar el equilibrio entre el buen vestir y la practicidad, tiene preferencia por los trajes con detalles discretos, y si bien no tiene un marcado favoritismo entre claro y obscuro, su gama de preferencias abarca negro, violeta, blanco y celeste.

Siente predilección por la línea de Hugo Boss, y aunque gusta de vestir más de una forma casual, que formal, se le suele ver trajeado y pulcramente arreglado. Una persona totalmente diferente de cuando sale a pasear.


Descripción psicológica:

Slater es un sujeto de lo más misterioso, dado que se le puede ver constantemente sonriente y de ojos entrecerrados; lo cual combinado con su frecuente uso del sarcasmo y burlas educadas, le convierten en alguien altamente impredecible. No son pocos quienes encuentran su comportamiento desconcertante, pero son aún más aquellos que prefieren seguir su instinto de no confiar nunca plenamente en él, considerando su comportamiento y su apariencia.

El platinado parece ser consciente del efecto que surte su comportamiento, y más de una vez se le ha visto jugando con los diferentes estados emocionales de quienes le rodean para su propio entretenimiento. Muchos de sus subordinados, si bien no llegan a odiarle, han expresado lo aterrorizante que resulta interactuar con él, y muchos se sienten agradecidos de no conocer si quiera su rostro.

El Director de Laboratorio, que es uno de los individuos con los que más contacto tiene, ha mencionado que reunirse con él le hace a uno sentirse "estrangulado por serpientes desde el momento en el que las palabras escapan de sus labios, inclusive cuando no le habla a él directamente". Sin embargo, no se puede detectar en su voz ni un atisbo de violencia, siendo la misma formal y educada, con un matiz burlón y jocoso.

Si hubiese que situar su mente como un espacio físico, o como una situación, quizás lo más cercano sería hablar de una habitación completamente cerrada, con televisores recubriendo hasta el último espacio de la misma, todos en diferentes canales, cada uno mostrando un programa más interesante o divertido que el anterior y con el volumen al máximo, mientras uno intenta resolver complicados ejercicios de álgebra, distrayéndose eventualmente para contemplar con fascinación el mundillo de televisores que le rodea, para luego retomar el trabajo, siendo consciente de lo importante que es culminar con sus ejercicios de álgebra.

Si bien puede parecer una obviedad, es importante destacar que parece no conocer el significado de las palabras “espacio personal”; y de conocerlas, no le suponen ninguna limitación o al menos, no les presta ningún interés. Es un individuo sumamente invasivo, y parece estar convencido de que la mejor forma de conocer a alguien consiste en invadir su espacio personal a base de puro tacto. Por alguna razón, siempre lleva guantes.

Historia


Desde el momento de su concepción Keniji ha sido un ser un tanto… Peculiar. Siendo producto de la fecundación de un óvulo japonés por un espermatozoide británico, ya desde su gestación empezaron a formarse las particularidades que le marcarían para el resto de su vida, y que acabarían siendo su distintivo personal, si así se quiere. La falta de pigmentación que tuvo lugar durante el desarrollo embrionario le otorgó su característico color de cabello y su tonalidad de piel cadavérica. Esto tuvo una gran repercusión en su crianza, dado que su aspecto fue lo que llevó a los demás niños a alinearlo e inclusive marginarlo en una etapa de su vida que puede ser tan importante como lo es la niñez para marcar a una persona.

Debido a la gran cantidad de burlas, humillaciones y demás, acabó por separarse de los niños sin llegar a odiarles. Todo lo contrario, fue entonces cuando comenzó a estudiar, analizar y contemplar al resto de la humanidad, como si él fuese alguna clase de ente distante que todo lo ve, todo le interesa, y todo le resultase fascinante. Únicamente interactuaba con el resto del mundo que le rodeaba para hacer las más extrañas e insólitas preguntas sobre el comportamiento humano que escapaban a su entendimiento, lo cuál no ayudaba en lo más mínimo con su problema de relacionamiento. Bueno, él nunca lo ha visto como “su” problema de relacionamiento, sino la dificultad que le supone a los demás relacionarle con él, lo que siempre le ha resultado (hasta la fecha) sumamente placentero.

Su niñez fue sumamente vacía, tranquila y carente de estímulos externos fuertes, pero no le suponía una gran preocupación, puesto que su mundo interior le proporcionaba un sinfín de entretenimientos, que también encontraba en las vidas de los demás. Se crió en un entorno sumamente frío, esterilizado, vacío y bien iluminado, carente de colores demasiado brillantes u oscuros. No es de extrañar que su hogar se asemejara tanto a un hospital, o quizás un laboratorio, tomando en cuenta que su madre se ganaba la vida como una de las mentes más grandes de la ingeniería genética, mientras que su padre era un psicoanalista e ingeniero bioquímico de renombre. Nunca recibió demasiado amor, ni tampoco le interesó recibirlo, pero se acostumbró a ser el centro de atención, dado que era hijo único.

Muchas veces se ha preguntado si la falta de pigmentación en su cabello y piel fuese un resultado puro de la casualidad, o si sus padres tuvieron algo que ver al respecto en dicha alteración, pero tampoco es que le quite el sueño.

Su paso por la secundaria fue un tanto diferente a la escuela primaria, dado que no sólo destacó como el primero de su clase, sino que llegó a ser el primero de Japón de su generación en cuanto a calificaciones. Además, fue durante todo su transcurso por el secundario capitán del equipo de Kendo, llegando a clasificar y salir triunfante de las nacionales en diversas ocasiones. También se le veía frecuentar los clubes de natación, tenis, literatura y cine. Por si fuese poco, a los 16 años tenía su tiempo tan bien organizado que con el consentimiento de sus padres llegó a trabajar como Host en un café, lo cuál le proveía de suficientes ganancias como para comenzar una pequeña caja de ahorros de la que siempre ha estado muy orgulloso.

Si bien esto le hizo popular tanto con las chicas como con los chicos, y durante su adolescencia supo pasar por una diversa cantidad de amantes independientemente de su sexo, aquellas personas que llegaban a compartir cama con él, jamás pasaban demasiado tiempo a su lado, puesto que su comportamiento acababa por resultarles intimidante. Mil veces le han dejado, y mil veces ha sabido dejar, pero siempre sintiendo toda la situación como un observador ajeno a las mismas, inclusive cuando le afectaban directamente.

Fue a la… ¿tierna? Edad de dieciocho años que tuvo sus quince minutos de fama, pero no duraron demasiado. Se convirtió en una de las tantas estrellas fugaces de Japón, conocidos en su tierra como Idol, y apareció en varias revistas, siete anuncios de televisión y dos películas, en las que curiosamente, le tocaron papeles a su gusto sumamente interesantes. Ambas películas de acción, en las que interpretó al villano.

Logró entrar sin ninguna dificultad a la Universidad de Tokio, a donde culminaron sus estudios en Ingeniería genética a la par que su carrera como actor y modelo alcanzaban su cénit y se encontraban con su ocaso. Pero, a diferencia de los jóvenes de su edad, no malgastó la fortuna que había amasado en vicios, ya que no posee prácticamente ninguno, sino que invirtió en acciones de empresas que se dedicaban a suministrar productos de primera necesidad a Japón, y luego comenzó a invertir en acciones de grandes corporaciones. Fue entonces cuando PENTEX nació bajo el nombre de PENTEX Ltda., basando el nombre de su compañía en el nombre de una Cía. Que aparece frecuentemente en diversos juegos de rol de los que supo disfrutar en su temprana adolescencia.

Pero su curiosidad no se detuvo allí, y fue entonces cuando obtuvo una beca para estudiar Economía en la facultad de Cambridge, en Inglaterra. Con el dinero que sus acciones de diversas compañías le reportaban, acabó por convertirse en accionista mayoritario de las compañías japonesas que tuvieron éxito, y comenzó a invertir en el mercado inglés. Para el momento en el que finalizó su carrera académica en el área de las finanzas, la Cía. PENTEX había dejado de ser conocida como PENTEX Ltda. Y se había convertido en PENTEX Co., pero en ése momento no eran más que oficinas corporativas que coordinaban los movimientos de cada una de sus subsidiarias. Ya entonces PENTEX poseía dos edificios de oficinas en Japón, y comenzaba la construcción de PENTEX Co. London.

Ya para sus veintiséis años, había terminado dos carreras en lo que a una persona promedio le hubiese llevado culminar una única carrera, y además era el accionista mayoritario y fundador de una Corporación cuyo valor en la bolsa se disparó rápidamente. Continuó sus estudios, ahora en el campo de la Medicina, especializándose en neurología y bioquímica en Berlìn, de donde guarda muy agradables recuerdos, sobre todo de sus bellas compañeras y compañeros de habitación. Todo marchaba a la perfección, y las cosas parecían mejorar aún más, unos meses antes de recibir su diploma, su padre sufrió una falla cardíaca/hepática en un viaje de negocios a Inglaterra, lo cuál resultó sumamente extraño a los médicos, dado que su corazón se encontraba en un perfecto estado. ¿Qué tendrá de fantástico preguntarás? Su padre era el accionista mayoritario de Magadon S.A., una farmacéutica de reconocimiento mundial, que pronto pasó a estar a manos del joven Slater.

La influencia de PENTEX al igual que su valor en la bolsa aumentó considerablemente al absorber a Magadon S.A., dado que ahora Keniji tenía en sus manos a la empresa líder en farmacéutica y experimentación en animales; de la que también se rumoreaba realizaban experimentos en humanos. Pese a los esfuerzos de su padre y su sólido equipo de RRPP por mantener esto último como un rumor, acabó por salir a la luz apenas unos meses después de que Keniji tomara el control de la empresa; En las noticias, se presagiaba que de fallar el juicio a favor del estado, Magadon debería de indemnizar a los damnificados y cerrar sus puertas permanentemente.

Pero Slater no iba a cederle el trabajo de toda la vida de su padre, ni su reputación, a un montón de activistas revoltosos. Fue entonces que llegó a un acuerdo con los representantes de diversas cárceles de los Estados Unidos, para darles la oportunidad a los presidiarios de ser “permanentemente” reformados.

De no haber sido porque unas semanas antes había descubierto el proyecto “Ecuación Humana” en el que su padre estaba trabajando, no podría haber ejecutado tal maniobra para escapar de las garras de la desdicha. El juicio fue postergado, dado que se alegó que varios de los sujetos de experimento eran prisioneros condenados a inyección letal (fuese cierto o no).

La prensa alimento a la hoguera con ésta polémica durante meses, mientras la ONU se debatía cómo debía tomarse tal medida desde el punto de vista ético. Finalmente, bajo la bandera que su padre había dejado, con el slogan de “For the future of our World”; Slater y su Corporación salieron invictos de la situación, y con aprobación a nivel mundial para continuar con dichas investigaciones. Lo que no acabó por complacer a los activistas en lo más mínimo.

Un estallido de opiniones surgió desde entonces, mostrando personas que ya atosigadas por la inseguridad en el país, no podrían mostrarse menos de acuerdo; Mientras que otros, con una visión más limitada del mundo, lo consideraron una violación a los DDHH, sin siquiera poder imaginar las posibilidades que tan noble proyecto podía ofrecer.

Por supuesto, en su raíz, en su esencia, era un proyecto sumamente noble; Y lo mejor de todo, su padre había redactado todo un discurso desde el fondo de su corazón de visionario para poder convencer a las masas del potencial de tal experimento. Su padre, por supuesto, era bienintencionado, ¿pero cuáles serán las verdaderas intenciones de Slater?

PENTEX, mientras tanto, continuaba creciendo a un ritmo alarmante para la competencia, como si se tratase de una enfermedad terminal en su última etapa: Es cuando más rápido avanza, cuando más se reproduce, y cuando ya parece no haber forma de detenerla. Habiéndose instalado ahora en los EEUU, las acciones de PENTEX Co alcanzaron un valor exorbitante en la bolsa, y pasó a ocupar el primer puesto de Fortune 500 y Forbes 400.

La única incógnita que queda hasta la fecha, y que uno puede escuchar repetir a su Loco de las conspiraciones local sería “Manifestación: ¿Un fuerte e inesperado golpe para PENTEX o una maniobra arreglada?”. Habiendo ahora tantos “peligrosos criminales sueltos”, y PENTEX calmando al público garantizando que serán recuperados y se les asistirá hasta que puedan volver a ser miembros útiles de la sociedad, uno pensaría que hay algo mucho más grande detrás de una simple manifestación de 10.000, sobre todo cuando en boca de muchos corre el rumor de que muchos de los manifestantes eran contratados.

Hay muchas incógnitas que quedan por resolver: ¿Qué es PENTEX realmente? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Qué es lo que su líder persigue realmente? ¿Será su causa tan noble como realmente dicen o habrá un siniestro plan detrás de todo esto?

¿Quién sabe? Oh, sí. Keniji lo sabe.

Pertenencias:

    ♦PENTEX Co y subsidiarias.
    ♦ Móvil Sony Ericsson XPERIA PLAY color plateado (personal), Blackberry Curve 9360 color negro (trabajo).
    ♦ Bastón en caoba negra con base y mango de plata. El mango consiste en la cabeza de una serpiente con la boca abierta, con prominentes zafiros surgiendo de sus órbitas. Presionar uno de los zafiros quita la seguridad del bastón.
    ♦ Conduce un Rolls Royce Phantom Drophead Coupé de color plata y posee un Rolls Royce 21st Century Ghost de color negro metalizado como su vehículo de transporte laboral. Posee además un Mitsubishi Lancer GLX color marfil para esas situaciones en las que no se debe llamar la atención.
    ♦ Llave magnética de acceso total a las instalaciones de PENTEX S.A.
    ♦ Chaleco liviano de hilo de Kevlar que siempre lleva bajo la ropa.
    ♦ Billetera de piel de serpiente albina.
    ♦ Vaso térmico/hermético de 600 ml con sorbito, de color plata.
    ♦ Auriculares de tipo “cascos” en varios colores.
    ♦Gran variedad de prendas de última moda y trajes de diseñador.
    ♦ Serpiente albina mascota.


Gustos y disgustos:

    ♦ Su Corporación. La adora como al hijo que nunca tuvo.
    ♦ Serpientes. Las adora.
    ♦ Refrescos. Suele beber refrescos continuamente, el sonido del último trago del vaso siendo molestamente sorbido acecha a sus empleados en sus más oscuras pesadillas.
    ♦ Incomodar a quién sea que le rodea, no puede evitarlo.
    ♦ Kendo, natación, tennis. Tiene su agenda programada para practicar cada uno de ellos al menos una vez a la semana.
    ♦ Cine y literatura. Adora las películas absurdas de clase B,.
    ♦ Frutos secos, principalmente castañas, nueces y avellanas.
    ♦ Sonreír. Aunque puntualmente le gusta lo incómoda que suele ponerse la gente al ver que no deja de sonreír.

    ♦ Enojarse. No le agrada mostrarse enojado.
    ♦ Perder la compostura.
    ♦ Perder en sí, detesta perder.
    ♦ La incompetencia, principalmente por parte de sus empleados.
    ♦ Ser tocado sin permiso.


Otros:

    ♦ No tiene muchos amigos. Sobran razones.
    ♦ Tiene contactos por doquier.
    ♦ Es uno de los hombres más influyentes de la ciudad, y del mundo.
    ♦ Si bien tiene varias propiedades en New York, prefiere alojarse en hoteles 5 estrellas.
    ♦ Cuando se siente nostálgico visita laboratorios y hospitales.
    ♦ Canta en la ducha.
    ♦ Bebe leche del cartón.
    ♦ Siempre lleva guantes de cuero, le gusta tocar, pero no le gusta que le toquen sin su consentimiento.
    ♦ No tiene familia, ni a nadie en su vida.
    ♦ Sonríe constantemente.
    ♦ Hay una foto de una mujer rubia, de ojos claros, sobre el escritorio de su despacho, en un marco. Nadie sabe sobre esto, y es un tema sensible para él.
    ♦ Si bien son contados los empleados de Pentex que conocen su rostro en New York, su voz es conocida por todos en las instalaciones, dado que tiene acceso a todos los intercom de las facilidades. Sí, todos incluye a los experimentos.


-------------------------------------

Imagen del personaje
Spoiler:






Procedencia de la apariencia: Ichimaru Gin – Bleach.

avatar
Keniji Slater

Fecha de inscripción : 08/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Keniji 'Silver' Slater

Mensaje por Mente & Corazón el Dom Ago 12, 2012 9:09 am

Ficha aprobada!

Enseguida te pondré en el grupo de Pentex! Bienvenido al foro~
avatar
Mente & Corazón

Fecha de inscripción : 01/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.